Sacramento de la Unción de los Enfermos

El sacramento de unción a los enfermos es un sacramento de saneamiento y perdón.

In English

La Iglesia comparte el ministerio de la unción de Jesús al brindar este Sacramento. Jesús a través de las manos del sacerdote, toca a la persona enferma dándole el perdón, la fortaleza y la paz. La persona recibe el coraje necesario para enfrentar el desaliento y las dificultades de una seria enfermedad o las limitaciones de la avanzada edad. Las oraciones que se expresan desean también una recuperación física si ése es el deseo de Dios. El momento apropiado para pedir ese Sacramento para uno mismo o para otra persona, es durante una enfermedad muy seria, se puede repetir en el transcurso de una enfermedad crónica o antes de una cirugía.

A vecesla unción para los enfermos se recibe en el hogar o en hospital con o sin la presencia de los seres queridos. Otras veces se puede recibir en la iglesia si, siendo parte de un grupo, todos desean recibir dicho Sacramento.


El aceite usado para la Sanacion de los enfermos es bendecido por el obispo durante la misa de Crisma en la catedral cada año durante la Semana Santa. Los representantes de cada parroquia reciben el aceite de manos de Obispo y lo llevan a la iglesia correspondiente para usarla durante todo el año. La bendición del Obispo de los aceites usados en los sacramentos es un signo de unidad entre el obispo y los feligreses.

La familia recibieron los aceites de manos del obispo y los traen a nuestra parroquia y lo entregan al sacerdote al comenzar la misa del Jueves Santo.

Contáctese con Monseñor Michael D. Hazard  (269) 343-6256 x.103 para pedir la unción para los enfermos.

No es necesario esperar hasta que le persona esté a punto de fallecer para pedir este Sacramento. Sin embargo, hay circunstancias que lo hacen apropiado para ese momento.